jueves, 18 de septiembre de 2008

Educación para la ciudadanía

Bonito nombre para una asignatura... que digo yo... en mi pueblo más de uno habrá dicho: "yesoquésloqueés".
La verdad es que llevaba varios días con el runrún de esta entrada y en la anterior Tesa de Estoy de paso lo ha sacado a colación.
Me parece estupendo que exista esta asignatura, más que nada para evitar las carencias que sobre ciudadanía inculcan ciertos padres a sus hijos.
A este paso tendremos las siguientes asignaturas en las mochilas de nuestros hijos: "uso apropiado de las llaves de casa", "cocina" o "cariño y afecto". Supongo que uso apropiado del teléfono "celular" (saludos a los de la ribera de allá del Atlántico) será uno de los temas en Educación para la ciudadanía.
Dicho esto en tono de risa reitero que me parece estupendo que exista esta asignatura.
Lo que ya no me parece tan bien es oír a esos ciertos padres que mencioné antes decir que ellos llevan a sus hijos al colegio para que los eduquen; yo no me cansaré de contestar que yo a mi hija la llevo al colegio para que la culturicen, la educación se la enseñamos mi pareja y yo.
Lo cierto y al tiempo vergonzoso es que nosotros hace tres años confiamos su enseñanza a unas religiosas porque no creemos que en la enseñanza pública se le inculquen ciertos valores como el respeto a los demás o la amistad, por ejemplo. Al margen quedan (y deben quedar) los aspectos religiosos que sabemos que les meten a todas horas, confiamos plenamente en el buen criterio de nuestra hija. Pero que sea la Iglesia española la que se ponga en contra de impartir esta asignatura me parece, cuanto menos, una equivocación ya que en lugar de ver en ella una adversaria deberían ver un complemento a su doctrina.
Sin embargo que esté en contra la derechona es de lo más normal; es más de lo de siempre: cuanto más aborregados y por civilizar estén las masas, menos preguntan y más podemos hacer lo que nos salga del pepe (que a huevo).
Como dice Tesa, ya es lo que faltaba. En los Territorios Levantinos van a dar la asignatura en inglés, para poner la nota de colorido. Y encima tenemos que oír al Consejero de educación (que debería ser de culturización) que ese modelo lo van a seguir en otras Regiones sean del signo que sean.
No sé, está por ver...
Mientras tanto la educación de nuestros hijos debe seguir en nuestras manos (y la de los hijos de ciertos padres...). Total a nuestros padres no les salió tan mal, ¿no? Y con menos medios pero sin llaveros, a mesa puesta y con mucho cariño y afecto.

Salu2

7 comentarios:

el viejo mas joven del palco dijo...

Formación del Espíritu Nacional, salvando las distancias, así se llamaba cuando reinaba Patxi (si aquel que no se llevaba pasta, para que la quería si todo era suyo?) y me da que como dio los resultados que dio, la derecha debería de estar mas que contenta y dar completa la nueva asignatura, que bien impartida no me resulta necesaria si no imprescindible.
La cultura se adquiere como una esponja, no necesariamente en el cole, la religión la mamas y alguno no se desteta en la vida y la educación hay que formarla entre todos si no mal vamos.

La risa final es cuando alguna derechona suelta eso de "no queremos que a nuestros hijos les laven el cerebro, queremos educarles nosotros...", lavándoles el cuerpo entero.

Ale ya, mas calmadito.

Natacha dijo...

Bueno, ya sabes, lo de siempre... A barrer hacia la calle.
Mientras los padres no vuelvan a tomar las riendas de la educación de sus hijos... está todo perdido. No hay más que ver los cachorrillos de 12 añitos.."angelitos" el miedo que dan...
Un desastre amigo.
Un beso, cielo
Natacha.

el viejo más viejo del palco dijo...

Tengo la sensación de haber escrito esto ya tantas veces...:

¡RELIGIONES FUERA DE LOS COLEGIOS! Váyanse a adoctrinar a la parroquia, a la mezquita, a la sinagoga o a la peña del real madrid, pero NO EN LOS COLEGIOS.

Y si el estado se tiene que hacer cargo de lo que la dejación de los padres provoca, que lo haga, que para eso está (y para marcar los límites a las religiones también).

Our house dijo...

Anda que...
Si uno no deja de estar hasta las narices a pesar de oir las mismas cosas y...
Yo no creo que el estado esté para suplir las carencias provocadas por la ineptitud; sin embargo si que creo que debe dar serios toques a los padres irresponsables y, sobre todo, debe poner los medios para que sea una realidad la conciliación (de los cojones) de la vida familiar. Quicir, que hay que trabajar más organizaditos y las horas necesarias.
Lo que no puedo entender es qué pintan y dónde están el gordo y el alto en estos momentos de tensión laboral.
En fin, de estos temas y más me iría a otros cual pluma en medio del Ike.

Besos y abrazos

Bowman dijo...

Un tema que siempre me ha enervado.

La asignatura es necesaria. Toda oposición a ella es una burda maniobra política. Entendería oposiciones hacia alguno de sus contenidos, en su caso pero no a la existencia de una asignatura de ese tipo, que sería simplemente una hipocresía.

A la derechona que comentas bien que le gustaba en su día la asignatura de 'urbanidad'... (que además era más limitada, pues no existía su necesario complemento: la 'ruralidad'... bueno, esto último es broma)

Todo es mercadeo. La iglesia se opone porque pretende tener el monopolio de la moral, las costumbres o el comportamiento. Y les jode perder parte del pastel. Lo más hipócrita que he oído al respecto es a la iglesia quejándose de que EPLC sólo pretende adoctrinar. ¡Que crítica tan desafortunada, el verdugo nombrando la soga y ahorcándose a sí mismo!

La derecha, más de lo mismo. Tiran de 'plantilla' (ZP traidor, se rompe España y bla, bla...) y encajan EPLC en la línea punteada, como para todo lo demás.

Our house dijo...

Esto es un sinvivir.
Por cierto (no tiene nada que ver con el tema) hoy he visto un tiket de gasolinera por el que le cobraron a un amigo mío 3.500 € de gasolina. Menos mal que fue a echar gasolina con el monovolúmen que si llega a ir con el avión...
Y mañana más.

Óscar dijo...

Pues yo esta asignatura la veo muy apropiada para estos tiempos que corren, pero, efectivamente pienso también que no deberíamos de haber llegado al punto de tener que enseñar al ser humano cómo comportarse unos con otros.

Yo, generación de los 80 tardíos y por tanto generación del llavero y que ha crecido hace un par de días como quien dice, también me escandalizo muchas veces con cosas que veo u oigo de críos de a penas 4 o 5 añitos menos que yo y no llego a saber qué ha cambiado tanto en esos 4 años...

También estoy de acuerdo en que la educación es cosa de los padres, y la culturización un poco de todos. Sin embargo no deja de hacerme gracia eso de que tengan que dar clase a los chavales de hoy día para que hagan un uso responsable del móvil; vamos a ver, eso es sentido común, si yo soy padre y mi hijo/a me está pidiendo todas las semanas 10 euros para recargar el móvil, tengo muy fácil forzarla a no usar el móvil tanto y que se apañe con 20€ al mes, pero claro, hoy en día ser padre es algo que se hace con menos ilusión, o eso pienso yo...hay que tener en cuenta que de pequeños son muy monos y todo lo que tú quieras, pero crecen y seguramente den problemas, bien, hay que contar con ello, y si no vas a saber cómo afrontarlos, no tires por el camino de en medio, estoy queriendo decir que lo fácil es dejar de aguantar al niño o niña quinceañero/a de turno dándole el dinero que pide y ale, ya me deja tranquilo/a...y así pasa, que tienen lo que quieren, se acostumbran a tener todo hecho y se creen los reyes del mundo con 15 años, ropita cara, vicios tipo drogas (más o menos blandas), pasar de ir al colegio, porque claro, no voy a gastar tanto dinero en la culturización de mi hijo para que vaya a un colegio privado (que no siempre son mejores, pero ayudan a la disciplina). No siempre uno se puede permitir estos lujos, porque yo lo reconozco, un colegio privado es un lujo, pero si tengo que elegir entre la oferta pública y concertada restante, sin duda haría como our. Por muy ateo que yo sea, no meto a mi hijo/a en un colegio público donde sé que les trae al fresco si dan clase o no, para eso prefiero que, aunque con valores morales demasiado religiosos, le inculquen una cierta disciplina o como poco "cultura del esfuerzo", y claro, ya me encargaré de que mi hijo o hija tenga buen criterio, como dice our, jeje, me ha hecho gracia.

Particularmente yo vivo en una ciudad donde hay tantísimos centros públicos que a veces no da tiempo a ponerle nombre antes de abrirlo y usarlo, pero hay un centro privado, al cuál me llevaron mis padres tomando una decisión que considero acertada, y es curioso que, yendo el mismo tipo de gente a mi colegio y a cualquier otro público, si que se puede observar claramente que a los que fuimos a mi colegio nos metieron caña para que fuesemos aplicados y nos esforzásemos, además de aspectos importantes como la puntualidad, respeto al profesor y demás...Lo curioso de mi "estudio" es el método de análisis, que es el siguiente: Yo volvía en autobús a mi casa y también iba gente de otros colegios, y vamos...uno salía asustado de las cosas que podía oir en 7 minutillos de trayecto, faltas de asistencia, discusiones con profesores, peleas, y un largo etc que iba variando según el día. Bueno, jeje, todo eso para contar mi caso, quizás me he excedido un poco.

En definitiva, creo que es una asignatura actualmente necesaria, pero que no debería serlo, y si lo es, es porque algo no se ha estado haciendo bien estos 4 o 5 años de desfase que hay entre mi generación y los quinceañeros actuales. Seguramente una generación de padres blandos y cómodos.

He de hacer un añadido para comentar algo que óbservé ayer en uno de mis frecuentes viajes entre mi ciudad y Madrid. Subí al autobús y había 3 quinceañeras o quizás algo más mayores, sentadas al fondo del todo, con el clásico móvil con la música alta para que se escuche en todo el autobús, hablando de cuantísimo iban a beber esa tarde-noche, porque claro, hay que tener en cuenta sus horarios "light", una incluso festejaba que iba a llegar a casa a la 1 (ignoro si sería de la tarde del día siguiente), en fin, que les faltaba tan sólo haber ido comiendo pipas y dejando las cáscaras en el suelo. Y un detalle muy evidente de lo acostumbrados que están a la comodidad...desconocían cómo llegar hasta Moncloa, y claro, van y preguntan al conductor...¿Tanto cuesta ir al metro y mirar un planito? ¿O es que no ubican Moncloa en Madrid? De verdad que...a mi me mata cuando alguna vez comentan que se van de viaje de fin de curso a tal o cuál sitio y están entusiasmados, y seguro que no saben ni ubicar el país en el mapa, claro, como su mundo se acaba en su casa, su cole, sus amigos y el botellón, pues así les va...ahora bien, siendo ya muy frívolo, esto me viene bien, tendré menos competencia laboral, siempre hace falta gente para ocupar cualquier puesto laboral que no requiera grandes estudios. Y esto puede haber sonado muy retorcido, pero es así y es totalmente cierto. Verás tú sino la de tortas que les va a dar la vida cuando quieran un trabajo y te pidan bachillerato...entonces te arrepentirás de no haberlo acabado en su día, y también te darás cuenta en ese mismo instante lo poco que se preocupaban por ti tus padres, pero claro, con 15 años es difícil pensar más allá de lo que vas a hacer el próximo "finde"...en fin, lamento haber escrito una entrada propia como comentario en un tema de hace un mes, jeje.

Un saludo