jueves, 16 de abril de 2009

Brotes primaverales

Hace algún tiempo, en mi querido Carabanchel, han brotado entre las baldosas de las aceras (no confundir con las ceras, que son otra cosa) unos bonitos hierros acerados que sobresalen dos o tres milímetros. Son marcas topográficas.

En algunas otras zonas los he visto, iguales pero sin sobresalir. Tanto unos como otros están circundados con vistosas pinturas chillonas (ni fluorescentes ni fosforescentes, que también son otras cosas) verdes y naranjas.

Me imagino que es una nueva estrategia de nuestro insigne alcalde para:
A) Cargarse de una puta vez a los invidentes.
B) Fomentar el empleo en el gremio de los zapateros.
C) Conseguir hacernos sentir más gilipollas cuando, después de haber tropezado 500 veces con los hierrecillos de los cojones, vuelva a ser elegido alcalde de Madrid.
D) Poder pinchar las ruedas de las sillas de minusválidos y así pasar un rato divertido.

Podéis votar por alguna de las opciones e incluso proponer otras.

Salu2

5 comentarios:

el viejo más viejo del palco dijo...

Y digo yo, eso ¿pa qué vale? Qué pretenden, ¿medir lo que se hunden los edificios o si ha dado de si la calzada? ¿Ver si el relieve urbano cambia o simplemente si el aire se enturbia más de la cuenta?

Ilumíname, hazme el farol.

Natacha dijo...

Pues me voy a fijar, jajaja. No lo he visto, pero si es como dices (que te creo, claro está) quien lo haya ordenado es un descerebrado, jajaja.

Encantada de verte de nuevo, cielo. Que te vendes muy caro.
Un beso, precioso.
Natacha.

Our house dijo...

Pues me imagino lo siguiente:

El alguacilillo de turno tiene un hijo que ha terminado este año topografía; le dice a su padre "ay pápa dame algo" y este le dice a su jefe "mi churumbel necesita algo" el jefe se lo dice al concejal avispado y el concejal avispado al teniente de alcalde que a su vez le dice al alcalde. Por último el alcalde hace sus números, ve lo que le puede quedar (económicamente) y encarga "al churumbel" el estudio para desdoblar una esquina en tres vértices utilizando la famosa escuadra de sacae esquinas.
Creo que por ahí van los tiros.
Espero que te haya quedado claro, mon amí.

Tachita, ya sabes lo que tengo encima; no doy más de sí, ni de mí.
Besitos

Our house dijo...

Quicir... escuadra de sacar esquinas

Bowman dijo...

¡No te metas con los topógrafos!
(Bueno, no sé qué hago defendiéndolos, si abandoné la carrera, ja, ja)

Supongo que serán referencias para estacionar el nivel o el teodolito. A veces usan simples marcas de pintura.

Pero no sé qué es peor, si los clavos... o las minas antipersona (de perro ¿se entiende?) que pueblan nuestra querida, hortera y agujereada ciudad (como decía aquel humorista —Agustín Jiménez—: De Madrid al cielo, sí, sí... pero es que ¡estamos avanzando en la dirección equivocada!)