jueves, 24 de abril de 2008

Va de animales

Resulta que en mi barrio anidan gorriones de siete kilos; o si no son gorriones aquello de que las vacas vuelan va a ser cierto.
Ayer tuvimos que lavar el coche y nos costó un trabajo enorme quitarle las boñigas de encima.
¿Alguien sabe qué tipo de pájaros tenemos últimamente por Madrid?
No he querido tener nunca perros en casa, pero desde hace dos años tenemos uno, de esos de medio polvo, quicir, pequeñitos, con un ladrido estridente y asqueroso.
Para ser exacto, el perro es de un vecino con pintas... con pintas de cabrón. Tiene el perrito en su casa, pero cuando llega el buen tiempo lo deja en la terraza y está, el pobre, todo el tiempo ladrando con lo que todos los vecinos estamos del puto vecino hasta los gorriones.
Os juro que me gustan los animales. Tanto dentro como fuera de la cazuela.
Salu2
Felicidades, hija. ¡Tu primer lustro, caray!

3 comentarios:

el viejo más viejo del palco dijo...

Tema pájaros:
Yo no sé si el problema es lo que cagan o lo que comen, puede que sea evacuol, o estricnina directamente. Durante este último viaje al foro aparqué el coche de alquiler delante de mi madre. Entre que no estaba familiarizado con el color, forma, marca, etc. y que el pobrecito estaba COMPLETAMENTE CUBIERTO DE UNA MIERDA COLOR MOSTAZA, amablemente suministrada en generosa cantidad por los pajarracos del barrio, te juro que tuve que comparar la matr¡icula con la que llevaba apuntada en el llavero.

Tema Lustro:
Nuestras felicidades también. Y a los padres que lo disfruteis, porque esto va echando leches. Cuando os querais dar cuenta ya se ha hecho un piercing, lleva un alien colgando del brazo (o un novio o algo) y dice que si se puede ir a un concierto de Manu Chao... a París.

Natacha dijo...

¡Felicidades a tu chiquitina! disfrutarla que se acaba, te lo digo yo, que ya ando por las partidas de mus de primero de carrera... qué horror.
Te dejo un beso y no te preocupes, que llegará la migración de los pollos.
Natacha.

Our house dijo...

Peter, amigo, eso de aparcar un coche delante de una madre está pero que muy mal.
¡Ay, pobre mía!
Por lo que dices del color, aspecto y tal y tal... debe de ser de la misma ESPEcie. Además la ñorda es ácida; se ha comido el color de la pintura del coche... ¡Dios mío! ¡Mierdas voraces!

Merçie por vuestros deseos.

Natacha, gracias a tí también.

Besos.