sábado, 17 de mayo de 2008

El incesante cabreo

Es para cabrearse que el "estupendo" SNS (sistema nacional de salud) cubra los gastos de administración de metadona a un montón (miles) de toxicómanos y sin embargo no cubra la administración de las tres dosis de la vacuna contra el cáncer de cuello de útero.

Por esta enfermedad muere una mujer cada 18 minutos (como diría el del chiste: cómo estará la pobre). Pero no es broma; las tres dosis tienen un coste de entre 450 y 500 euros. Esta vacuna está probado que es efectiva. Por el contrario el porcentaje de toxicómanos rehabilitados con metadona no es como para tirar cohetes.

Un dato (sacado de la web del Plan Nacional sobre Drogas):

Dispensación de metadona

Se habilitará 250 plazas para toxicómanos que realicen tratamiento con sustitutivos opiáceos. A esta medida se destinarán un millón de euros. En total, la Agencia Antidroga atiende a 9.000 pacientes...


No me parece justo atender a quien se quiere meter por voluntad propia en un infierno (no me venga nadie con casos en que no se haya podido elegir) y dejar desatendido a un colectivo que no puede elegir no padecer en el futuro cáncer de cuello de útero.

Sigo sintiendo vergüenza de nuestra ¿sociedad? y de los que nos están aborregando.

Salu2

4 comentarios:

el viejo más viejo del palco dijo...

Una vez más has hundido el clavo, dando en él tan contundentemente que debería haber podido asomar por el otro lado del muro, y clavarse un poquito en las conciencias de los que mandan.

Compartimos desde hace mucho esa opinión de que los que dicen que cayeron en ese infierno porque no pudieron elegir, simplemente, MIENTEN. Y los que dicen que no había información resultan tan patéticos...

Our house dijo...

Con lo que volvemos a los putos intereses de los estados.
Qué bomito...

Natacha dijo...

Lo que pasa es que lo que "vende" es lo que interesa.
Es asqueroso. Hasta que les toca a alguno de ellos y, entonces, se saltan a la torera todas las normas....
Es la historia interminable de nuestro bendito País.
Un beso, cielo
Natacha.

Our house dijo...

Asín es...
Ayer, en la columna de Pablo Carbonell de 20 minutos... bueno, mejor pego el enlace en la entrada de hoy.

Besos